Recuerdos (Privado -for Paul- :3)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuerdos (Privado -for Paul- :3)

Mensaje por Dan Taylor el Jue Ene 28, 2010 10:18 pm

Lanzó una media sonrisa al aire, sintiéndose entre estúpido y melancólico. Se encontraba en lo pasillos próximos a la sala de música del instituto. Y, por primera vez, no estaba allí para sentarse apaciblemente a interpretar bellas melodías al piano, como hacía frecuentemente, siendo uno de los pocos momentos en los que disponía del vigor y la paciencia simultáneamente necesarios para sentirse a gusto consigo mismo. Entre las clases, los problemas con los alumnos, la "regencia" del centro por parte de los profesores ya que el director se había esfumado casi desde que él había llegado a aquel lugar, los castigos que tenía que infligir casi a diario (¡Cuán desobedientes eran los niños de aquella guardería, Dios Santísimo!) y algunos temas más habían hecho que su tiempo libre se viese reducido a unas seis horas para dormir y dos restantes que podía dedicar a las dos comidas escasas que hacía al día, su arreglo personal, y poco más. En total, ocho horas para realizar todas sus tareas básicas. Las dieciseis restantes las empleaba en trabajar, trabajar, y trabajar. Estaba realmente extenuado. Algunas noches incluso las pasaba en vela, adelantando trabajo, intentando de esta forma ganar horas de sueño para el día siguiente, pero siempre había algún incidente que le ocupaba el poco tiempo que había obtenido. Tras estas situaciones, se sentía un completo necio, y continuaba con su rutina habitual, dispuesto a ingerir descomunales cantidades de té al día para mantenerse despierto. Era un verdadero suplicio.

Repasó mentalmente la razón por la que se encontraba allí en aquel momento. Si, por primera vez en un largo período, tenía unas dos horas o tres libres por la tarde. Y, con todo su pesar, no iba a aprovecharlas reponsando como debía hacerlo, si no dando más clases. Extraoficialmente de las de biología, desde luego, que impartía cada mañana laboral. Aquello era una especie de favor que debía hacerle a una persona.
Que, esperaba, que no llegase tarde. Odiaba perder el poco tiempo del que disponía.
Hacía unas tres semanas o cuatro desde que Dan se había encontrado por casualidad con un chico adicto al mal vicio del tabaco en la azotea, y había decido castigarle. Para su sorpresa, las cosas se torcieron más (bastante más) de lo que él mismo había planeado en un principio; ahora, como "sanción", debía cargar con un Paul Kazama a cuestas. Un niño con aires de superioridad, rebelde, fumador, pícaro, descarado, maleducado, cínico y un tanto pérfido. Suspiró cansinamente, recordando todo lo que había tenido que aguantar.
Desde ese momento, y durante ese mes, había estado soportándole casi a diario. En sus clases, en las guardias, en sus horas de castigo (para los alumnos, obviamente)... al punto de que le consideraba casi una parte de su propio ser; una especie de lapa, de tumor, que no se podía quitar de encima.
A pesar de todo, había acabado, como suele pasar en muchas ocasiones, cogiéndole cierta.... ¿Inclinación? Aquello no era afecto, no era amistad, no era cariño, ni mucho menos. Era una simple subordinación amo-mascota traviesa, que a veces tenía momentos mejores y otras momentos peores. Era así de sencillo.

Se metió las manos en los bolsillos de su chaqueta color caqui, ya adecuada para temperaturas algo más altas en el ambiente, cosa que agradecía dado el crudo invierno por el que habían tenido que pasar. Clavó la mirada en el suelo, preguntándose si su alumno tardaría mucho, algo molesto.
Quién sabe lo que puede pasar cuando tenías a un elemento de sus características cerca.
avatar
Dan Taylor
No Activo

Mensajes : 143
♥~ Yaoi : 163
Fecha de inscripción : 04/01/2010
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos (Privado -for Paul- :3)

Mensaje por Paul Kazama el Jue Ene 28, 2010 11:55 pm

Mire el reloj del móvil "6:15", fruncí el ceño y un largo suspiro asomo por mis labios de resignación, el no tener nada que hacer me había arrastrado asta ese lugar antes de la hora prevista, no tenia tabaco, ni podía salir, ni me entraban ganas de matarme a abdominales.
Abrí la puerta de la aula, un leve ruido estridente lleno el pasillo vació en esos momentos, asome la cabeza y en efectivo, no había nadie, al parecer el club de música tenia una representación fuera del centro, di un paso entrando en la sala dejando la puerta medio abierta, Se notaba que en la sala había habido actividad hacia poco, las mesas estaban todas en un rincón y las sillas algo desperdigadas formaban filas en medio de la amplia sala, entre silla y silla atriles con alguna que otra partitura, me acerqué a una de ellas curioso a contemplar las anotaciones tachones y cambio de notas, aun así la deje enseguida en su lugar con resignación al no entender ni la cuarta parte de ella.
Me pasee por la sala sin saber que hacer tenia en esos momentos 13 minutos para aburrirme en ese lugar, ya que estaba no iba a irme.. y así Dan no podría quejarse de mis retrasos.

pasee entre las sillas, me asome a la mesa del profesor, curioso asta abrí algún cajón, oh! como me desesperaba no poder hacer nada...
Como si hubiese aparecido de la nada, me di cuenta de la presencia del piano, ahora recordaba porque estaba allí.
Después de haberle sugerido a Dan una clase de piano el mismo día que lo conocí ese ¿infortunio? día para acabar con un castigo interminable siendo una especie de esclavo.

Durante este mes tan interminable, acabe acostumbrándome levemente a sus normas y el a las mías por su puesto no estaba dispuesto a darle plena satisfacción ante sus demandas. Aun así.. todo sea por la convivencia.

Me senté en el banco de tapiz negro especialmente echo para la altura del piano.
y pase la vista por la madera negra barnizada que resguardaba las teclas del instrumento. Dan aceptó después de una semana a hacerme ese enorme favor, ciertamente me sorprendí por ello, quizás por dejarme en ridículo demostrando que no tenia talento para tocar, quizás solo para que le dejase en paz con el tema, quizás porque de verdad quería enseñarme.
Deje a un lado esos "quizás" , mi cabezonería, y parte de mi orgullo. La cuestión era que lo iba hacer. Y estaba dispuesto a aprender lo que me enseñase por muy terribles dos horas que fuesen pasar con "Dan + piano" esa suma me hizo sentir un leve escalofrió recorrer mi espalda.

Levante el tablón de madera que tapaba las teclas del piano, las contemple con algo de recelo, nunca había sentido pasión por ese instrumento. Mas bien asta lo había odiado durante una temporada, pero casi, casi ese instrumento, mas bien las melodías que podían surgir de el eran una parte de mi mismo.
Repose mis dedos encima de las frías teclas. 10 minutos, eran los que faltaban para que fuesen y media. Y un bufido cansado resonó en esa aula vacía - veamos si me acuerdo..- murmuré cerrando levemente los ojos.
Haciendo memoria de esas largas tardes, escuchando a mi hermana ensayar, practicar, esmerarse, y perfeccionar, tocar y tocar repetidamente esa canción que tanto le gustaba y yo en ocasiones acompañarla en esas largos ensayos, ya que no había tarde en la que no me viniese a incordiar para que me sentase a su lado y verla tocar...

"Solo aprendí esa canción por ti, Aki " reflexione para mi mismo, y vislumbre las finas manos de Aki deslizarse por las teclas, desconocía cual nota era cual, simplemente me llevaba por el sonido, y el recuerdo de los pasos de tantas tardes, vacile levemente... y deje que ese recuerdo volviese a surgir, convirtiendo sus manos en las mías, deslizando mis manos por esas familiares teclas frías, mientras este respondía con la suave melodía que resonaba en la sala, casi tarareaba el compás de la melodía, dejándome llevar, sorprendiéndome de aun recordar, mas bien mi cuerpo lo recordaba... y mi mente se llenaba de hojas de otoño, el piano, meriendas y la amplia sonrisa de Aki, niña mas pesada no había conocido nunca, hermana mas única tampoco...

- tan tan.. tan..- susurre mientras me perdía entre las teclas...


avatar
Paul Kazama
Estudiante de Segundo Año

Mensajes : 344
♥~ Yaoi : 369
Fecha de inscripción : 16/11/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos (Privado -for Paul- :3)

Mensaje por Dan Taylor el Vie Ene 29, 2010 4:29 pm

La cólera de Dan iba en aumento conforme pasaban los minutos. Miró el Rolex (imitación, para su desgracia), viendo como la aguja más larga pasaba ya un par de minutos del número seis. Llegaba tarde. Y Paul sabía perfectamente que no soportaba tener que esperar a la gente. ¿Lo haría para provocar? ¿Para aventurarse a un nuevo conflicto con él? Tal vez la idea de enseñarle a tocar el piano proviniese de una estúpida broma suya, a pesar de que la interpretación del chico en el caso de que esa suposición fuese cierta era realmente admirable. Le había costado el aceptar darle esas clases, y su alumno, obviamente, le había perseguido con cierto empeño oculto tras un fino velo de orgullo para que lo hiciese.
El profesor se había mostrado reacio los primeros días, alegando que él no tenía por qué impartir clases extra a un chiquillo que se dedicaba a mofarse de todo cuanto Dan hacía y a molestarle. Desde el primer momento que se habían visto en la azotea, pasando por temas del tabaco, el invernadero, las plantas afrodisíacas, los gritos, los juegos con sus cosas caras (corbatas y demás), el jardín... había taaaaantas cosas en su contra que no veía la motivación suficiente para sacrificar sus conocimientos y su tiempo libre en un elemento como aquel, que no merecía respeto alguno. Sus vanos intentos de exaltar los nervios de Dan habían conseguido que este profiriese una firme irritación cercana a la repulsión más absoluta hacia él, haciendo que en el mismo momento que lo veía por los pasillos, a pesar de estar bajo su mando, prácticamente huía en dirección contraria haciendo caso omiso de su orgullo, que le exigía que siguiese hacia su destino con la cabeza bien alta. Incluso en algunos momentos su altiva expresión, su agradable rectitud y su grandiosa cortesía se veían reducidas a poco más que polvo al exasperarse de sobremanera teniendo a Paul cerca. Por pura derivación, se enojaba consigo mismo por permitir que algo así le alterase, y aquello pasaba a formar parte de un círculo vicioso de acontecimientos similares cada día.

A pesar de todo, un suceso hizo que las cosas tomaran un cariz mucho más pacífico. En una de las tardes en el invernadero (al que habían tardado en regresar juntos por los recuerdos del primer incidente ocurrido allí), mientras cuidaban de algunas plantas, Kazama se había detenido, curioso, frente a una de las plantas, en cuclillas, observándola prolongadamente. Al cerciorarse, Dan se acercó por detrás, interesado en qué había descubierto Paul en todo aquello. Se sorprendió notablemente al comprobar que estaba oteando precisamente aquello que parecía: una planta. Extrañado, se agachó junto a él

"-Es una Anastatica hierochuntica, o mejor dicho, una Rosa de Jericó" -le había dicho-". Tienen un sistema de protección de lo más curioso, ¿Eh?"

Él había asentido, dando a entender que era eso precisamente lo que le llamaba la atención, mientras acariciaba suavemente las hojas divertido cuando estas se encojían y se cerraban en si mismas. Un método de protección, pensó Dan, algo ineficiente dado el peligro que tenía frente a ella. Pero Paul simplemente había mostrado interés, interés real.

Desde aquel día, el profesor le había enseñado diversas plantas con curiosidades similares a la Anastatica, que cambiaban de color, se movían o tenían algo especial. Kazama había demostrado, en poco tiempo, poder comprender todo aquello e incluso una cierta fascinación por el tema. Con este simple suceso, el duro Dan Taylor había acabado por acercarse más a su alumno, complacido con su nuevo descubrimiento.

Algo le sacó, como siempre, de su ensimismamiento. Alzó la cabeza, observando de nuevo el lóbrego pasillo. Unas notas de piano resonaban en el ambiente. Frunció el ceño; no había visto entrar a nadie desde que estaba allí.
Entreabrió la puerta del aula de música, y asomó la cabeza para ver mejor. Paul Kazama estaba sentado frente al piano de pared, tocando una simple pero hermosa canción con ciertos saltos, trompicones y fallos, pero que fluía adecuadamente, por lo que se podía captar el espíritu general. No sabía si le había visto, pero decidió quedarse en la puerta hasta que este concluyó; era pura consideración, ya que él también odiaba que le interrumpiesen mientras tocaba.
Acercándose a paso lento, quedó al otro lado del piano y le miró desde arriba.

-No lo llevas tan mal -le comentó, indiferente. Caminó con parsimonia por la sala, observando las partituras que se encontraban en los atriles, las notas dibujadas en la pizarra, los libros de música, etc...

Terminó por colocarse a la vera de su alumno, sin sentarse en la banqueta.

-Vuelve a tocarla -le ordenó. Si le veía las manos, podía comenzar a corregir.
avatar
Dan Taylor
No Activo

Mensajes : 143
♥~ Yaoi : 163
Fecha de inscripción : 04/01/2010
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos (Privado -for Paul- :3)

Mensaje por Paul Kazama el Lun Feb 01, 2010 8:43 pm

Ensimismado me perdía en mis memorias mientras el sonido de las notas revoloteaban por la sala “ ne~ paul! Ven con migo a tocar el piano” “ hoy me saldrá bien!” “ paul! Y ese maratón en la cara?!!...” “ eeh! No me quites las partituras” entre las notas mi cabeza recordaba momentos que se habían grabado junto a esa canción, la voz cálida de Aki resonar entre ellas llena de vitalidad.

...
Un leve sonido me hizo volver al mundo real, el chirriar de la puerta abrirse lentamente, instintivamente equivocarme en una nota, ignorando el error y la intrusión seguí adelante volviendo a retornar la canción, curioso quería mirar hacia la puerta, suponiendo que seria Dan quien se hallaba expectante.
Termine satisfecho dejando reposar mis manos en las rodillas soltando un levé bufido, gire el rostro y enefectivo Dan se paseaba por la aula, “venga.. ahora es cuando te ríes” me decía a mi mismo, expectante a que Dan soltase algún comentario no demasiado elogiador hacia mi.

“No lo llevas tan mal” Dijo y levante una ceja, eso era un elogio?, una levé sensación de alegría me invadió que inmediatamente borre de mi rostro – solo la se tocar por memoria visual y el sonido.. no se ni que nota es esta- murrmure pulsando una de las teclas escuchándose un grabe sonido.
Dan merodeaba por la aula contemplando las partituras, sintiendo algo de recelo por que en sus ojos se le veía la comprensión de esos símbolos que yo desconocía.

Nunca me había llamado lo atención aprender a tocar algún instrumento, mas bien les tenia manía, no me consideraba alguien apropiado para hacer sonar melodías aunque me dijesen que tampoco se me daba mal. Siempre había tendió la sensación que esos cacharos podían decir demasiado de uno mismo y yo no necesitaba ninguno de ellos para mostrarme como soy. Al contrario ahora me encontraba para aprender a tocar una de esas canciones para Aki.

“ pero... pero porque lloras!? – Aki luchaba contra los lagrimones que caían por su rostro – es qu.. es que no te voy haber durante tres años..- la voz a trompicones aguda e infantil de Aki me erizo la piel – tu eres tonta o que te pasa? Pero si te vendré a visitar..- me eche una mano en la nuca desesperado viendo esas lagrimas de cocodrilo – Paul.. echare en falta esos fideos mal cocidos.. – dijo Aki echándose las manos a la cara - ....te estas pasando..- gruñí sintiendo como una venita palpitaba en mi frente – tu tampoco es que seas una gran cocinera..........¡pero deja de llorar!- Aki me agarro de la camisa con fuerza zarandeándome – prométeme que para mi cumpleaños aprenderás a tocar algo en piano! Seguro que en ese colegio abra algún profesor buenorro al cual te ligaras y aceptará con mucho gusto enseñarte! Se que ese aspecto de gamberro les pone mucho!– en mi rostro se formo una mueca desencajada – que as dicho que?...- mi voz pareció sacada de las profundidades del infierno ”

Un escalofrió recorrió mi espalda al recordar otra vez el motivo concreto de porque hoy me hallaba allí... bueno.. Aki no podría quejarse por lo menos iba a aprender una canción. Mire de reojo a Dan que volvía acercarse, le eche un vistazo, “seguro que en ese colegio habrá algún profesor buenorr” – hum...- dije instintivamente desviando la vista con enfado impactando mi mano con una de las teclas rompiendo la voz de Aki seguir la frase, “Aki llévate una desilusión y agradece que este haciendo este esfuerzo” me dije a mi mismo.

“Vuelve a tocarla” Dan volvió a despertarme de mis pensamientos – otra vez?- dije con resignación soltando un bufido , ladee el rostro y vacile levemente haciendo crujir mis dedos, mire de nuevo a Dan que parecía expectante a mis movimientos y con resignación empecé de nuevo a tocar la canción, esta vez recordando mis fallos e intentando tener los menos posibles.
“Estoy orgullosa de mi Paul~!” volvía a acudir el recuerdo de la vocecilla de Aki
avatar
Paul Kazama
Estudiante de Segundo Año

Mensajes : 344
♥~ Yaoi : 369
Fecha de inscripción : 16/11/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos (Privado -for Paul- :3)

Mensaje por Dan Taylor el Sáb Feb 06, 2010 10:42 pm

Suponía que las nociones musicales de Paul serían mínimas, pero aún así podía tocar una canción completa sin apenas fallos. Eso le concedía automáticamente un buen oido, y desde luego una buena memoria, como acababa de afirmar. Si tan solo por escucharla y verla tocar ya podía interpretarla casi sin problemas, suponía que una vez aprendidos los términos básicos de la música llegaría a tocar muchísimo mejor. Tal vez, incluso, le gustase y desarrollase una pasión similar a la que tenía Dan por las obras cultas...
No pudo evitar sentir una pequeña chispa de esperanza ante esta idea en su interior. Hasta ahora, no había conocido a ningún alumno que mostrase interés alguno por la música clásica, y casi siquiera a ningún profesor, por lo que no tenía oportunidad de compartir aquella afición con nadie.

Colocándose tras su alumno, cerró los ojos, y con un casi pesado sosiego dejó fluir las torpes pero bellas notas que emergían del piano. Notaba los dedos de Paul golpeando las teclas, con una mezcla de inseguridad y verguenza. Si tuviesen la partitura allí mismo, todo sería más sencillo, ya que el profesor podría notar los fallos en la melodía al instante sin problema alguno. Le preguntaría el nombre y buscaría la partitura en el ordenador del instituto, a ver si podía hacerse con ella, a pesar de que si iba a tomar clases de piano de su parte, le proporcionaría muchas más partituras que aquella.
Al abrir los ojos, observó los movimientos y la colocación de los dedos, casi aterrándose con la arbitrariedad con la que el joven los emplazaba. Suspirando, le observó un rato más, intentando captar el motivo de la melodía para poder ayudarle más adelante.

Se acercó progresivamente a Paul, poco a poco, dispuesto a corregirle aquella horrible posición. Pasó sus brazos por encima de los hombros del chico sin dificultad, y colocó sus grandes y pálidas manos sobre las de él con suavidad, sin apoyarlas, dándole la libertad necesaria para que siguiese tocando.
Había captado la melodía del estribillo, por lo que podía pulsar las teclas al mismo tiempo que su alumno y así acompañarle.

-Intenta relajarte un poco -le comentó-. Mantén las manos en posición paralela con el teclado, no las bajes tanto...

La, do, do, si, sol, la... tarareó mentalmente. No sabía sin con aquello acabaría por relajarle lo suficiente, pero debía intentarlo. Notaba los movimientos más fluidos, pero aún así le faltaba mucha práctica. Siguió junto a él, tocando las mismas notas sobre sus dedos, hasta que decidió separarse y hacerse un pequeño hueco en la banqueta a su derecha, abarcando dos de las octavas más agudas.
Se cogió a la melodía que llevaba el chico haciéndola más aguda, y añadiéndole algún que otro floreo. Tuvo fallos al no controlar la canción, pero en general ambos consiguieron un conjunto bastante acertado.

Sonrió interiormente al terminar por fin. Giró la cabeza, mirando fijamente a Paul, dándole la enhorabuena sin palabras.

-Es obvio que no tienes técnica alguna y no tienes ni idea.... -comenzó-, pero para ser principiante lo haces muy bien.

Se sentía relajado últimamente cuando estaba con Paul. El piano le relajaba, también, por lo que en aquel cuarto corría un ambiente apacible y sereno que le hacía sentirse especialmente bien, como hacía tiempo que no se hallaba
avatar
Dan Taylor
No Activo

Mensajes : 143
♥~ Yaoi : 163
Fecha de inscripción : 04/01/2010
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos (Privado -for Paul- :3)

Mensaje por Paul Kazama el Lun Feb 08, 2010 8:21 pm


No escuchar la voz de Dan me hacia dudar, seguí tocando la canción, intentando desviar de mi mente la inseguridad que me producía que no corrigiese ni me dijese que lo estaba haciendo bien. Supuse que el problema estaría con la partitura y el mismo dudaba, ya que nos guiábamos solo de lo que yo tocaba.
Fruncí levemente el ceño, me desquiciaba saber que Dan estaba detrás observándome (o no.. simplemente me molestaba no saber que es lo que hacía)
Me estaba costando horrores no dejarlo correr e irme de allí. No era mi afición tocar el piano, y seriamente me planteaba si Aki merecía tal regalo.. No tenia paciencia para soportar una clase en particular y mas con alguien como el, al cual no podía imaginarme día “normal” junto a ese individuo, instintivamente en un rincón de mi mente llevaba un cronometro para saber el momento justo en la que otra pelea campal nos llevaría al caos a Dan y a mi, un comentario, una mirada, un gestó... cualquier cosa..

Solté un pequeño bufido tenia que reconocer que me estaba comportando lo mar de bien y no sabía si sentirme orgulloso de ello o no.

Me pareció vislumbrar que Dan se movía detrás mío, atente a cualquier gesto quise girarme curioso, pero seguí tocando soportando la tentación de voltear mi rostro y descubrir que hacía, cuando de repente los brazos de Dan asomaron por encima mis hombros, pegué un pequeño bote al encontrarme rodeado por sus brazos atrapado contra el piano, instintivamente me puse a la defensiva sin dejar de tocar le mire de reojo, parecía ensimismado consigo mismo sin dejar de observar mis manos.- que pasa?- susurré desconfiante.

El dorso de mis manos algo frías por el contacto con las teclas del piano sintieron una agradable calor que las cubría. Las manos de Dan se mantenían levemente encima de las mías, con suavidad sin reposar el peso en ellas solo me rozaban levemente al cambiar de nota seguían a compás mis movimientos, ciertamente sorprendido no dije nada, solo seguía con la mirada ahora las manos de Dan cubriendo las mías, y a mi sorprender a un mas esa cálida calor que desprendían sus palmas y cubrían mi piel me descartonaron levemente las manos dejando fluir mejor mis muñecas y tocar las notas con mas suavidad. Pero la sensación de estar atrapado y sin salida no me la quitaba nadie, estaba claro que con ese hombre a la que te atrapaba estabas muerto, aunque en este caso no tenia por que sentirme así... ya era la costumbre de estar demasiado a letra a sus movimientos mas cercanos. No era temor, era prevenir... y jugársela una mas grande antes que lo hiciese el... mi mente mantenía planes de guerra sin que yo pudiese evitarlo.

“Intenta relajarte un poco – comentó -. Mantén las manos en posición paralela con el teclado, no las bajes tanto...”

Su comentario me saco totalmente de mis pensamientos moviéndome levemente y caer en la cuenta que mis manos andaban bastante bajas. Esta bien, dejaría de lado estar alerta durante esa clase... no lograba mas que estresarme y parecía ser que Dan estaba de buenas... solté un levé suspiro de resignación concentrándome al máximo.

Dan se hizo un hueco en el asiento echándome hacia un lado. Con una escala mas aguda a la original, seguimos tocando, El añadiendo algún que otro detalle haciendo mas particular la canción, con la que seguro Aki estaría echando petardos y pétalos de la felicidad con esos decorados atenta apuntando en alguna hoja todos los cambios y si fuese verme en esa situación me la veía capaz de traer una estatua a tamaño real de Dan como monumento ante tal logro: “para el hombre que consiguió que Paul estuviese sentado delante de un piano tocando durante mas de seis minutos”.

No podía dejar de plantearme la cuestión de que si en el fondo, estaba disfrutando con todo aquello. Quien sabe, pero sentí gran satisfacción al terminar la canción junto a el, contemple esta vez el piano con menos recelo al haber logrado una melodía mejor a la anterior. Aun así no quise demostrar mi alegría guardándome el sonreír que intentaba no mostrar.

Pero las felicitaciones que Dan reflejaba en su rostro me la arranco de cuajo. Sus ojos se clavaron en los míos una mirada que me volvió a recordar a la del invernadero pero no tan luminosa como aquella, seguía dudando si esos ojos llenos de vitalidad no fueron ilusiones mías...

Sonreí levemente sin darme cuenta, asta quizás mis ojos brillaron con algo de felicidad al escuchar de boca de Dan confirmar esa mirada

“...para ser principiante lo haces muy bien”

ese era el elogio mas claro que me había echo desde que lo conocí!, hacia tiempo que no probaba el sabor de los elogios, me entraban ganas de nuevo escuchar esa frase y deleitarme aunque fuese una bobada no recordaba la ultima vez que me habían felicitado por algo que hubiese echo... bajé levemente la cabeza sin saber que decir aun rebobinando la frase de Dan interior mente para escucharla de nuevo.

“ muy bien” ...
ahora que lo pensaba... me estaba comportando como cual perro le tiran la pelota y va a buscarla...
Borre de mi rostro la alegría que se me había escapado sin querer frunciendo el ceño cabreandome con migo mismo al caer en esa trampa
– y bien? ... entonces ya podemos pasar a otra canción?- dije sin mirarle pasando de nuevo la mano por el teclado dejando sonar algunas notas
avatar
Paul Kazama
Estudiante de Segundo Año

Mensajes : 344
♥~ Yaoi : 369
Fecha de inscripción : 16/11/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos (Privado -for Paul- :3)

Mensaje por Dan Taylor el Miér Feb 17, 2010 12:09 am

Su ensimismamiento, provocado por la música, poco a poco fue dando paso a un discernimiento absoluto de lo que le rodeaba, provocándole un brusco cambio de estar.
Sintió que se había relajado demasiado. Desde muy pequeño, la música culta de aquellos brillantes antepasados compositores le había fascinado, le había servido fielmente como vía de tranquilidad y serenidad, muy propias de él. No negaba que había recibido numerosas burlas cuando sus "compañeros" de estudios descubrieron sus extravagantes gustos musicales, mientras que ellos descubrían el fascinante mundo del rock y el disco, géneros que a Dan no le interesaban en absoluto.
En las tardes que pasaba austeramente en su cuarto observando a la nada, recibía innumerables sensaciones producidas por una gran pieza, una dulce fuga, un virtuoso solista o una voz formidable. Épocas, momentos, pensamientos, lugares... todo le llegaba a la mente con una sutil melodía, una armonía perfecta unida cual leimotiv a cada segundo de su vida. Apreciaba soberanamente la facilidad con la que la música podía abstraerle del mundo, hacer que cayese en la más absoluta eufória o sumirle en la más profunda depresión. Como si de un compositor se tratase, la música modulaba su estado de ánimo, jugando con las emociones que se acumulaban en su mente día tras día, minuto tras minuto.

Sentía, también en aquel momento, aunque no conociese la canción que habían estado tocando, una serie de sensaciones que ya se habían adherido inevitablemente a aquel instante, a aquel ritmo irregular y a aquellas notas torpes que habían resonado en la sala y en su mente. Y no podría olvidarla por mucho que lo intentase, eso estaba claro. La naturaleza le había dotado de una memoria casi prodigiosa en cuanto al tema musical se refería. Algo que podía considerarse un verdadero don, sin duda. O una verdadera traba, teniendo en cuenta que guardaba en su memoria cientos de canciones distintas asociadas a cosas particulares que no podía evitar a pesar de desearlo de algunas de ellas...

Una vez más, volvió a la realidad. La voz (molesta a cada segundo) de Paul le sacó de su ensimismamiento común, mirándole de nuevo, ya que su vista se había perdido en el inexistente horizonte.
Cuando apuntó con sus ojos grisáceos al rostro del joven, se encontró con una mirada ciertamente seria, casi molesta, tecleando el piano distraidamente. No se paró a pensar en qué le pasaba exáctamente. Tampoco sería culpa suya... y si lo fuese le importaba bien poco.
Su actitud relajada dio paso a la frialdad y dureza propias de él. Redactó una reprimenda mental para si mismo por haberse dejado llevar por el apacible sonido de la música, olvidando casi la razón por la que estaba allí, y con quién estaba, y en qué situación. Ya se había pasado de su propio límite, y debía rectificar su actitud.

Terminó de asimilar la pregunta de su alumno, y se levantó casi ofendido por ella. Vamos, el chico escaseaba de neuronas. Colocándose de pie en el centro de la sala, ordenó un par de sillas y apartó delicadamente los atriles que se colocaban frente a los asientos, dejando un mínimo espacio entre ellas y despejando un poco el lugar. Se colocó al lado de la pizarra y volvió a mirar a Paul.

-Toma asiento -le ordenó con voz sonora.

Si creía que todo iba a ser tan fácil, esperaba demasiado. Cuando este estuvo suficientemente cerca, apenas terminando de sentarse, Dan alcanzó una tiza y comenzó a dibujar en la pizarra de pentagramas una escala de Do Mayor.

-Para tocar un instrumento no basta con un buen oido y una buena memoria, señorito Kazama -le espetó-. Para poder deslizar tu sentido musical correctamente, primero tienes que comprenderlo -sonrió de forma casi malévola. Sabía de sobra que su alumno no quería teoría, no quería conocimientos. Quería tocar directamente. La típica ilusión de los niños de ocho años cuando les toca elegir instrumento, cansados de solfear durante al menos dos años para poder tener entre sus manos el ansiado premio-. Tendrás que aprender solfeo.

Y así, las clases serían mucho más largas, y mucho más numerosas. Pero, desde luego, serían mucho más divertidas.


avatar
Dan Taylor
No Activo

Mensajes : 143
♥~ Yaoi : 163
Fecha de inscripción : 04/01/2010
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos (Privado -for Paul- :3)

Mensaje por Paul Kazama el Dom Feb 28, 2010 10:47 pm

jugueteando con las teclas del piano buscaba cierto ritmo en ellas, volví a mirar a Dan que parecía ausente con sigo mismo, ese estado al cual ya no me sorprendía, en que sus ojos me traspasaban mirando la nada como si fuese solo un objeto y que cada vez me preguntaba que es lo que andaría pensando en su cabeza, escruté esa mirada gris algo apagada donde no sonsacaba nada y sigilosamente acerqué mi rostro pensando que así lograría algo, con precaución mirándole mal en espera de alguna sorpresa.

De repente sus ojos parpadearon y volvió en si, esos escasos segundos que se había quedado ensimismado con la vista perdida se recomponían en su típica mirada frívola de superioridad, interiormente chasquee los dedos por lastima de no haber logrado descubrir nada.

Dedicándome esos ojos que parecían clavarme estacas por mi pregunta se levantó con cierta indignación - que?- murmuré, tampoco era para ponerse así, solté un levé bufido viendo como andaba por la clase arreglándola mediadamente colocando los atriles en su lugar y moviendo alguna silla y mesa, que coño estaba haciendo? le mire sin entender levantando una ceja y apoyando mi brazo en un costado del instrumento viendo como andaba de aquí para aya, y ese arrebato de limpieza? uy no... mi rostro se crispo al ver que satisfecho de tenerlo todo medio recogido volvió a girarse " teoría no" rezaba para mi mismo, se acercó a la pizarra y cuando sus finos labios se abrieron para dejar sonar esa amarga y grabe voz resonar por la sala sentí como un publico interior aplaudía y aclamaba a lo que me había supuesto...

"toma asiento"

teoría? porque? solo quería una maldita canción que mas daba que supiese las notas? vale si las notas aun... pero con una leve explicación me lo sabría no hacia falta colocarlo todo de esa forma, no me iba a interesar por la música, no iba a tocar mas el piano, no quería soportar teoría...
- menuda mierda...- me levante a regañadientes arrastrando los pies mirando el asiento - si acabaríamos antes con una canción y listo..- me desplome en el asiento sin mas dejando caer mis brazos por los costados de la silla mientras Dan escribía una escala de notas en la pizarra, estaba claro que esto nos llevaría mas de una sesión ¿porque lo hacia? ¿no veía que si hacia eso tendría que soportarme mas tiempo? ¿no se suponía que estaba arto de mi?¿ porque se molestaba en ello?...
En mi mente solo acudieron dos respuestas, una, que de verdad tuviese esa ilusión, esperanza o como quisiera llamarlo en enseñarme de verdad e intentar despertar algo en mi... o dos, que simplemente era de esos profesores fastidiosos que hacían bien las cosas o no las hacían.

Claramente.. opte por la segunda, Dan no parecía de esos que de verdad quisieran "despertar" dones ocultos de sus alumnos... si no alguien exigente que se tenían que acatar correctamente todas las cosas o morían antes de entrar por la puerta, por falta de poderío para dominar el mundo gozaba mandando como un rey dominador a aquellos vasallos llamados alumnos.

Dan deslizaba la tiza por la oscura pizarra llenando esta de grandes notas, deje reposar la cabeza hacia atrás resoplando cabreado contemplando el techo y escuchando el chocar de la tiza en ocasiones erizándome la piel por ese sonido tan particularmente agudo y odioso, dejando pasar el tiempo maldiciendo a cada segundo a Aki solo iba a soportar esa teoría por ELLA que quedase claro... si rechistaba mucho mas Dan acabaría echándome de la clase de música a patadas y ya podría olvidarme de aprender la canción y por el momento solo contaba con el para aprender a tocar el piano.

Aun así en mi cabeza no paraban de bailar esas dos opciones de mis dudas que me removían por dentro deseosas de saber el porque de todo aquello.

- ¿porque quieres enseñarme teoría, si acabarías antes mostrándome una canción y librándote de soportarme mas rato?- escupí por fin, me sentí aliviado de sacar esa duda en mi, aunque ya tenia asimilada la respuesta algo me molestaba, quizás por haber recibido unos elogios...
quizás porque de verdad esperaba que Dan sintiese algo de ilusión en enseñarme y no fuese una simple costumbre de profesor. Mantenía mi vista en sus ojos grises que se veían algo mas claros por los fosforescentes de la sala, pero cansado desvié la mirada otra vez al piano teniendo por seguro mi respuesta dejando resbalar mi cuerpo levemente por el asiento.
avatar
Paul Kazama
Estudiante de Segundo Año

Mensajes : 344
♥~ Yaoi : 369
Fecha de inscripción : 16/11/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos (Privado -for Paul- :3)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.